grabado

El arte del grabado: origen, tipos y técnicas

El grabado es una técnica utilizada desde hace siglos por artistas de todas las épocas, entre ellos Francisco de Goya, pero también otros como Durero, Delacroix y Toulouse-Lautrec.

Pero, ¿sabes cuál es el origen del grabado? ¿Conoces las diversas técnicas de grabado que existen? En este artículo, desde el Ayuntamiento de Fuendetodos profundizamos en este complejo arte que tantas maravillosas obras nos ha dejado.

Origen del grabado

Los antecedentes del grabado se sitúan en la prehistoria, cuando los primeros hombres realizaban incisiones en materiales diversos para crear motivos artísticos. En Europa, en torno al siglo VI, comenzaron a desarrollarse los primeros grabados sobre tejidos.

No obstante, el origen del grabado tal y como lo entendemos coincide con la llegada del papel y la impresión de imágenes sobre el mismo. Aunque el papel llegó a Occidente en torno al año 1151, de la mano de los árabes, el grabado en Europa comenzó a despuntar a finales del siglo XIV y se desarrolló aún más tras la llegada de la imprenta.

Desde entonces, los procesos han evolucionado y se han diversificado y, aunque el grabado ha seguido siendo un medio de reproducción e impresión, poco a poco se ha convertido en una forma de arte por derecho propio.

Técnicas de grabado

Las técnicas en relieve

Las técnicas de grabado en relieve son las más antiguas y podrían compararse con la impresión en negativo. En este tipo de grabado, el artista excava en el material para crear un dibujo en relieve. La xilografía y la linografía son las principales representantes de esta técnica.

La xilografía, o grabado en madera, es sin duda la técnica de grabado más antigua, que se remonta al siglo XIV en Europa. Para realizar una xilografía, el artista utiliza una herramienta para quitar trozos de madera y hacer un dibujo en negativo. A continuación, se colorean con tinta las partes del dibujo que quedan en relieve. La xilografía era muy práctica y permitía realizar varias impresiones en papel, cosechando un gran éxito durante casi un siglo.

Por su parte, la linografía utiliza el mismo proceso que la xilografía, salvo que como base no se utiliza la madera, sino el linóleo. Este material es más flexible que la madera y, por tanto, más fácil de manejar.

Las técnicas huecas

Las técnicas de grabado en hueco utilizan planchas de metal y, al contrario que en el grabado en relieve, la tinta se aplica sobre los huecos o incisiones realizados por el artista. Los grabadores utilizan el término “cortes suaves” para designar los grabados calcográficos realizados con estas técnicas. Existen varios procedimientos de grabado en hueco, pero algunos de los más representativos son el grabado al buril, en punta seca, en aguatinta y en aguafuerte.

En el grabado al buril se excavan líneas en una placa de metal utilizando una herramienta específica llamada buril. Una vez completado el dibujo, la tinta se extiende uniformemente sobre un papel previamente humedecido. Este proceso requiere un dominio perfecto por parte del artista, porque cada detalle será visible en el resultado final.

Por su parte, el grabado a punta seca es muy similar al anterior, pero en esta ocasión la plancha metálica se rasca con un instrumento llamado punta seca, similar a un punzón.

Estas dos técnicas se consideran métodos directos de grabado, porque en ambos casos es el artista quien, con la ayuda de una herramienta, incide sobre la plancha metálica para formar su dibujo.

En contraposición, las técnicas de grabado indirecto incluyen los métodos que utilizan un elemento químico (ácido) para corroer la placa metálica. El aguatinta y el aguafuerte son los métodos más representativos del grabado indirecto.

En el aguafuerte, se cubre la plancha metálica con barniz y, posteriormente, se dibuja sobre ella, eliminando el barniz en las partes dibujadas. Posteriormente, la placa se baña con la solución de ácido, que actúa sobre las partes en las que no hay barniz.

El aguatinta es un procedimiento similar al anterior, en el que la placa en la que el artista ha dibujado está cubierta en algunos lugares con granos de resina, que ha quedado adherida tras calentarla. A continuación, la placa se introduce en el ácido, que penetra en las partes que no están cubiertas por la resina, formando el dibujo.

Las técnicas sobre plano

En el grabado en plano, a diferencia de en el resto de técnicas, no se rasca el material de la superficie para obtener el dibujo, sino que este se realiza sobre una base plana.

La principal representante de este tipo de técnicas es la litografía, en la que se utiliza como base una piedra caliza que genera una reacción química ante la presencia de sustancias grasas. La piedra debe pulirse previamente para poder recibir el dibujo del artista en su superficie.

A continuación, el artista realiza el dibujo utilizando un lápiz graso o tinta especial capaz de adherirse a la piedra. Posteriormente, se aplica una mezcla de ácido y goma arábiga para que el dibujo se fije bien a la superficie.

Después, con la ayuda de un cilindro o rodillo, la tinta se aplica sobre la superficie de la piedra para reavivar las líneas del dibujo. La tinta solo aparece sobre las líneas dibujadas y es repelida en el resto de la superficie por el agua de la piedra caliza.

Para imprimir el dibujo en distintas copias, se presiona una hoja de papel sobre la piedra. Si una litografía consta de varios colores, hay que repetir el mismo proceso para cada color, cambiando cada vez la piedra y la tinta.

Talleres de grabado en Fuendetodos

Taller de grabado para niños

Desde el Ayuntamiento de Fuendetodos, ofrecemos varias actividades culturales y medioambientales para los más pequeños, entre las que se incluye el Taller de Grabado Antonio Saura. Con esta actividad, los niños podrán comprender la obra gráfica de Goya a través de la práctica del grabado.

El Taller se centra en la aplicación de la técnica de la “punta seca”, que consiste en grabar una imagen sobre una plancha metálica y, posteriormente, pasar al entintado y estampado de la plancha en papel mediante un tórculo. Esta técnica era una de las favoritas de nuestro maestro, Francisco de Goya.

La actividad también se adapta para cursos de infantil. El entintado y estampación del taller se realiza con rodillo de linóleos con motivos adaptados de los grabados de Goya y la estampación de figuras de personajes y retratos goyescos con tampones de goma para colorear a su gusto.

Taller de fotograbado sobre polímero

Además, en el marco de nuestra XXIII edición de Talleres de Grabado organizada por la Fundación Fuendetodos Goya, el próximo mes de abril tendrá lugar el taller de fotograbado sobre polímero, impartido por Juan Lara (Ogami Press). Este curso se realizará entre el 8 y el 10 de abril de 2022 en el Taller Antonio Saura de Fuendetodos y la inscripción puede realizarse a través de info@elcalotipo.com.

El taller tendrá una duración de 16 horas y el horario será el siguiente:

  • Viernes 8 de abril, de 18 a 20 horas.
  • Sábado 9 de abril, de 9 a 14 horas y de 16 a 20 horas.
  • Domingo 10 de abril, de 9 a 14 horas.

Durante el mismo, se explicarán los principios básicos del fotograbado y se llevarán a la práctica a través de varios ejercicios. El experto en fotograbado Juan Lara enseñará a los alumnos a crear las planchas y a estampar posteriormente usando diversos recursos. Para ello, los alumnos deberán llevar varias imágenes y, si es posible, un ordenador.

Las plazas del taller son limitadas así que no dudes en apuntarte si estás interesado. Puedes consultar el programa con más detalle en la web www.elcalotipo.com/talleres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.